icon arrow-down icon arrow-left icon arrow-right icon arrow-up icon bars logo of american-express logo of visa logo of mastercard logo of paypal icon stripe logo of discover icon credit-card icon mail icon facebook icon rss icon google-plus icon instagram icon linkedin icon phone icon pinterest icon play-btn icon add btn icon search icon shopping-cart icon tag icon close little close icon icon trash icon user icon vimeo icon whatsapp icon youtube icon oxxo icon spei icon twitter icon fancy icon grid view icon list icon like icon tumblr logo of diners
Regresa a la tienda
Carrito de compra
Regresa a la tienda

Láser de baja potencia vs láser de alta potencia

Los comienzos de la terapia con láser

El láser de baja potencia se volvió accesible para el tratamiento del dolor a finales de la década de 1970 y ha sido ampliamente utilizado en todo el mundo por médicos y profesionales de la salud en una variedad de entornos.

El poder extremadamente bajo de estos primeros dispositivos limitó el uso de estos dispositivos láser al tratamiento superficial de la herida ya que no podían penetrar la piel. Con el tiempo, sin embargo, se desarrollaron dispositivos láser más potentes y surgió más evidencia sobre sus beneficios terapéuticos.

En la actualidad, los dispositivos láser de potencia baja y alta son comúnmente utilizados por los profesionales de la salud. El láser de alta potencia presenta una penetración de tejido más profunda que puede detener casi inmediatamente el dolor de tejidos blandos y articulaciones. El láser de bajo nivel se utiliza en la curación de heridas y el alivio del dolor.

Terapia láser de bajo nivel

El láser de clase IIIB se ha usado durante muchos años para tratar una variedad de condiciones de atención médica y se les define con una potencia de salida total de 25-500 mW.

Estos láser se conocen comúnmente como "láser frío" o "terapia láser de bajo nivel (LLLT)".

  • LLLT se aplica con una técnica estática precisa
  • Mayor tiempo de dosificación debido a una menor potencia
  • Áreas de tratamiento pequeñas
  • No producen calor

Aplicaciones terapéuticas:

  • Bioestimulación
  • Curación de una herida
  • Traumatismo agudo
  • Reducir inflamación
  • Reducir edema
  • Reducción de dolor

Terapia láser de alta potencia

El láser de clase IV ha estado en uso para tratar una variedad de condiciones de atención médica durante muchos años y se definen por tener una producción total de 501-15,000 mW.

Estos láser se conocen comúnmente como "láser caliente" o "láser de alta potencia (HPL)".

Con mayor potencia, HPL logra una penetración más profunda, una mayor entrega de energía fotónica y efectos térmicos.

  • HPL requiere una técnica de aplicación dinámica para evitar quemaduras
  • Menor tiempo de dosificación
  • Área de tratamiento más grande

Aplicaciones Terapéuticas

  • Reducción inmediata del dolor
  • Espasmo muscular
  • Traumatismo agudo
  • Reparación de tejidos
  • Modulación de la inflamación

Existen opciones de láser de alta potencia con tecnología mejorada que los hacen más seguros para los distintos tipos de terapia. En Equipos Interferenciales ofrecemos las mejores opciones de terapia láser para que pueda ofrecerle a su paciente alternativas eficientes de tratamiento y rehabilitación.